jump to navigation

delito de injuria octubre 5, 2007

Posted by francofranco in derecho penal.
trackback

    UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADORUNIVERSIDAD TÉCNICA DEL NORTEMAESTRÍA EN CIENCIAS JURÍDICAS DE LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIAPRÁCTICA PENAL DR. RAMIRO GARCÍADR. CRISTIAN FRANCO F.  Análisis de Resolución de casación de la Corte Suprema de Justicia y las Categorías Dogmáticas del Delito de Injurias.1.- RESOLUCIÓN DE CASACIÓN:Juicio N° 104-04CORTE SUPREMA DE JUSTICIA
PRIMERA SALA DE LO PENAL
Quito 30 de marzo del 2004; las 17h05. VISTOS: George Edwuars Maya Viteri en su acusación particular de fojas uno que dirige en contra de María Carmelina Berrezueta Mendieta señala que es Rector del Colegio Nacional Patrimonio de la Humanidad por más de seis años, sin embargo de lo cual desde hace aproximadamente seis meses, un grupo de profesores de la institución han venido causando varios disturbios que han afectado notablemente al desenvolvimiento de las actividades del plantel. Que, Carmelina Berrezueta el día 17 de octubre del 2001 aproximadamente a las ocho horas en la puerta de ingreso del colegio ubicada en las calles Santa Teresa y Juan Garzón, parroquia Cotocollao de esta ciudad de Quito, en presencia del alumnado del plantel, padres de familia, profesores y personas que se encontraban en la calle, manifestó con la única razón de perjudicarme “que soy un homosexual, que acoso sexualmente a las profesoras del plantel, que recibo dinero por los cupos para que ingrese los alumnos y que me dispongo en mi beneficio de los fondos que pertenecen al Colegio que dirijo”. El Juez de primera instancia en sentencia de 3 de septiembre del 2002, por no haberse comprobado a su juicio la responsabilidad penal en el ilícito imputado a Carmelina Berrezueta, desechó la acusación particular propuesta en su contra por Maya Viteri, considerando no maliciosa ni temeraria la querella. El acusador interpuso recurso de apelación de la sentencia antedicha. La Cuarta Sala de la Corte Superior de Justicia de Quito, el 25 de febrero del 2003 revocó el fallo absolutorio de primera instancia e impuso a Carmelina Berrezueta la pena de quince días de prisión correccional y seis dólares de multa considerándole autora del delito de injuria grave no calumniosa, sin precisar el tipo penal aplicado para sancionarle. En el mismo fallo se aceptó la acusación particular y se condenó a la querellada al pago de daños y perjuicios causados y costas procesales. Carmelina Berrezueta propuso el recurso de casación, remitido previo el sorteo de ley a este Tribunal, que para resolver formula las consideraciones que siguen: PRIMERA.- De conformidad con el artículo 200 de la Constitución Política de la República, el artículo 349 del Código de Procedimiento Penal, la resolución del Tribunal Constitucional, publicada en el Registro Oficial 194 del 21 de octubre del 2003 y el articulo 60 de la Ley Orgánica de la Función Judicial, esta Sala tiene jurisdicción y competencia para decidir el ‘ recurso interpuesto. SEGUNDA.- En el presente juicio el argumento único de la Juez Séptimo de lo Penal de Pichincha para absolver a la querellada» es considerar, que del análisis de los testimonios presentados “se desprende incoherencia en las respuestas”. TERCERA.- La Cuarta Sala de la Corte Superior de Quito formula también un examen deficiente de la prueba y por ello se expresa en el fallo que el delito cometido es de injuria grave no calumniosa, cuando lo correcto era sancionar el acto punible de la querellada por los delitos de calumnia y de injuria grave; pues, con los testimonios de cargo rendidos por Doris Guadalupe Vega Vargas y Rosa Taipe, se acredita con absoluta claridad, que lleva a la convicción de éste Tribunal de Casación, haberse encontrado presentes en el lugar, en el día y la hora en que la querellada injurió al querellante, con las falsas imputaciones de haber cometido los delitos de acoso sexual a las profesoras del plantel, y de peculado por apropiación de fondos del colegio en propio beneficio, según las expresiones que ellas escucharon, así como las imputaciones de falta de moralidad hechas a Maya Viteri cuando le oyeron decir que es homosexual. No ocurre lo mismo con las declaraciones de descargo de las testigos presentadas por la acusada: Sonia Mercedes Guillermo Maxi, Cecilia del Pilar Laines Rodríguez, María Lastenia León Landacay y María Elena Salazar Alaba, pues éstas, examinadas según las reglas de la sana crítica resultan dudosas y parcializadas. CUARTA.- En el escrito de fundamentación de su recurso, María Carmelina Berrezueta Mendieta hace una extensa relación del proceso, tratando resaltar el valor de sus pruebas, para que sean revaluadas por este Tribunal, lo que procede en casación penal, conforme reiterados pronunciamientos de esta Sala, sólo cuando del fallo impugnado aparezca en forma incontrastable que el juzgador violó las disposiciones legales relativas a la valoración de la prueba, lo que ocurre en la presente causa, en que por deficiente análisis de la prueba, como ya se dijo, se desecha la existencia del delito de calumnia para condenar a la querellada sólo por injuria grave. QUINTA.- La sentencia impugnada en la cual se condena a Carmelina Berrezueta a la pena de quince días de prisión correccional y a la multa, de seis dólares, por ser autora de injuria grave no calumniosa, omite mencionar las disposiciones legales aplicadas para declarar comprobada la infracción e imponer sanción a la acusada, error de derecho por el cual se observa a los ministros jueces que expidieron la sentencia, y que obliga a este tribunal supremo a casar el fallo, precisando aquellas disposiciones legales que omitió el juzgador, incumpliendo el requisito previsto en el numeral 4 del artículo 309 del Código de Procedimiento Penal. SEXTA.- De autos aparece comprobada conforme a derecho la existencia material del delito tipificado en el numeral 1 del artículo 490 del Código Penal, infracción que (junto con la acusación del delito de calumnia) fue precisada por el querellante en su escrito de fundamentación de la acusación particular, norma que señala que es injuria grave no calumniosa la imputación de un vicio o falta de moralidad cuyas consecuencias puedan perjudicar considerablemente la fama, crédito o intereses del agraviado. Expresar que el Rector del Colegio es homosexual no es imputar un delito (en ello no hay calumnia) pero sí falta de moralidad que perjudica considerablemente la fama y honra del agraviado. Por el contrario, decir que George Edwards Maya Viten acosó sexualmente a profesoras del plantel y que ha dispuesto en su beneficio de los fondos que pertenecen al colegio, sin existir prueba legal justificante en autos, es imputar falsamente el cometimiento de delitos, y en ello, hay evidente injuria calumniosa, no declarada por el juzgador, hecho que no fue impugnado por el acusador particular, lo que impide sancionar dicho delito de calumnia por esta Sala – de Casación Penal, prohibida de empeorar la situación de la querellada por ser la única recurrente, según la parte final del numeral 13 del articulo 24 de la Constitución Política, y artículo 328 del Código de Procedimiento Penal. SÉPTIMA.- Las injurias graves no calumniosas se sancionan, cuando han sido proferidas en un lugar público como es un establecimiento de educación superior en horas de concurrencia del alumnado- con prisión correccional de tres a seis meses; pero el juzgador, también con evidente error, impone a la acusada quince días de prisión correccional, sin que se hubieren justificado atenuantes para rebajar la pena, falencia que no puede enmendarse por el precepto antes enunciado, del “non reformatio in pejus”, recogido como garantía para el debido procesó en el numeral 13 del artículo 24 de la Constitución Política, – concordante con el articulo 328 del Código de Procedimiento Penal.- RESOLUCIÓN: Por lo expuesto, reiterando esta Sala que la sentencia impugnada viola la ley por no aplicar el inciso primero del artículo 489 del Código Penal, y sancionar este delito (calumnia) perpetrado en lugar público, con la pena prevista en el artículo 491 ídem (seis meses a dos anos de prisión correccional), determina que también hay violación de derecho por inaplicación del artículo 495 del Código Penal en relación con el artículo 491, estando demostrada la existencia del delito de injuria grave no calumniosa cometido en lugar público sobre el que recae pena de tres a seis meses de prisión correccional; tomando en cuenta así mismo que no obstante esas violaciones de la ley, no puede enmendarse la sentencia en perjuicio de la recurrente; y, que en el fallo examinado se ha omitido señalar las normas legales aplicables para sancionar a la querellada, error que debe corregirse sin afectar la situación jurídica de la impugnante, ADMINISTRANDO JUSTICIA EN NOMBRE DE LA REPÚBLICA Y POR AUTORIDAD DE LA LEY, este Tribunal declara improcedente el recurso de casación de María Carmelina Berrezueta Mendieta, y al encontrar violación de la ley en la sentencia por omisión del requisito previsto en el numeral 4 del artículo 309 del Código de Procedimiento Penal, de oficio casa la sentencia expedida por la Cuarta Sala de la Corte Superior de Justicia de Quito, señalando que del contexto de aquella se desprende que la querellada fue considerada responsable del delito de injuria grave no calumniosa tipificado en el numeral 1 del artículo 490 del Código Penal en relación con el inciso segundo del artículo 489 del mismo; y que con error -que no puede enmendarse- se le impuso la pena de quince días de prisión correccional prevista en la parte final del artículo 495 ídem, como si las imputaciones las hubiere hecho privadamente.- Devuélvase el proceso al órgano judicial de origen para la ejecución de la sentencia expedida por la Cuarta Sala de la Corte Superior de Quito.- Notifíquese. f.) Dr. Eduardo Brito Mieles, Magistrado – Presidente. f.) Dr. Carlos Riofrío Corral, Magistrado. f.) Dr. Gonzalo Zambrano Palacios, Magistrado.
Certifico.- f.) Secretario Relator, Corte Suprema de Justicia 1a Sala de lo Penal.- Es fiel copia de su original. Quito, 14 de abril del 2004.- Certifico.- f.) Secretario Relator.
 2. DOCTRINA SOBRE EL DELITO DE INJURIAS.-La injuria en la legislación ecuatoriana Dr. José C. García Falconí EL ART. 489 DEL CÓDIGO PENAL tipifica este delito y dice lo siguiente: La injuria es:  a) Calumniosa.- cuando consiste en la falsa imputación de un delito; y, b) No calumniosa.- Cuando consiste en toda otra expresión proferida en descrédito, deshonra o menosprecio de otra persona, o en cualquier acción ejecutada con el mismo objeto. Como es de conocimiento de los amables lectores de la Sección Judicial del Diario LA HORA, delitos de acción privada son aquellos cuya acción penal persecutoria pertenece sólo al ofendido y exige la actividad del querellante, en la que manifiesta que delito es el que acusa. El catálogo de los delitos de acción privada se encuentran establecidos en el Art. 428 del Código de Procedimiento Penal, la injuria en nuestro sistema penal puede ser: calumniosa y no calumniosa Cuando existe calumnia La calumnia surge cuando se imputa falsamente a alguien un determinado delito, desde que tal imputación conlleva al señalamiento de circunstancias tácticas en las que este ilícito fue cometido. El tratadista argentino Ricardo Núñez dice: ¨La calumnia exige la imputación de un delito, vale decir una atribución delictiva singularizada. La particularización que requiere la imputación calumniosa se satisface con la determinación del autor del hecho.La primera se logra señalando al autor, la segunda nombrando al ofendido por el delito y señalando la materialidad de éste y las circunstancias de modo, tiempo y lugar, etc. De este modo amable lector, para que haya calumnia es necesario que el hecho que se imputa falsamente a una persona debe tener requisitos que lo definan por si mismo, necesita ser un hecho concreto y determinado, de carácter delictuoso y para ello debe precisarse el modo de ejecutarse, tiempo, lugar, etc. o sea que no basta decirle a una persona natural ¨Usted es un asesino, un ladrón, un estafador etc.¨, es necesario precisarle como ejecutó el hecho, donde y cuando; de todo lo cual se desprende claramente que nuestro legislador quiso que para que exista el delito de Calumnia exista una falsa imputación, que debe consistir en un hecho concreto y determinado, pero obviamente que la imputación debe ser hecha con conocimiento de su falsedad, esto es requisito esencial. Principales diferentes entre Injuria Calumniosa y No calumniosa Podría señalar las siguientes: a).- Para que exista injuria calumniosa debe mediar necesariamente la falsa imputación de un delito y para que haya injuria no calumniosa basta cualquier expresión que importe deshonra o descrédito para el agraviado.b).- Para que exista delito de injuria calumniosa, es necesario que la imputación que forma su objeto sea falsa, mientras que la injuria no calumniosa se perfeccione aunque el hecho, vicio o defecto o falta de moralidad atribuidos sean verdaderos, pues a la Sociedad no le interesa la revelación de las fallas morales de que un individuo pueda adolecer, ni nadie tiene la facultad de erigirse en censor de la conducta de sus semejantes.c).- La conciencia de la facultad de la imputación es exigida, cuando se trata de injuria calumniosa como elemento integrante del dolo; no ocurre esto con la injuria no calumniosa, ya que aquí nada importa que la imputación constitutiva de aquella sea verdadera o falsa. d).- Es diferente la pena que se impone Qué es el dolo en la injuria penal? El dolo se constituye con la conciencia de la entidad injuriosa de la imputación, por lo que quien obra para atacar la honra o el crédito ajeno sabiendo que con su acción ha de atacarlo, o conociendo la posibilidad de esa ofensa llena subjetivamente la que existe en este delito. Clases de ánimos de ofender La doctrina establece varios y entre ellos en resumen tenemos los siguientes: 1.- Animus injuriandi, que en breves palabras no es nada mas ni menos que es el propósito de injuriar, de calumniar y este elemento debe probarse en el proceso por este delito. 2.- Animus Jocandi, que consiste en la intención de hacer una broma que las circunstancias y las relaciones entre las partes lo justifiquen. 3.- Animus Corrigendi, esto es la intención de corregir, que implica las actitudes de los padres para con sus hijos, los maestros con sus discípulos o sea que en estos casos se persigue fines de corrección o de educación, para que esto proceda debe comprobarse la preexistencia de las relaciones de las que pueda nacer un derecho de corrección. 4- Animus Consulandi, es el que impulsa a querer dar un consejo. 5..- Animus Defendi, esto es quien se defiende obra conforme a la ley, siempre que su acción no exceda los límites impuestos por la necesidad, pues aquí son aplicables los principios generales que rigen la legítima defensa. 6.- Animus Retorquendi, es el que mueve a quien devuelve injuria por injuria, esto es el caso típico de la reciprocidad de injurias y que según lo dispone el Art, 496 del Código Penal; Cuando las injurias fueren recíprocas en el mismo acto, ninguna de las personas ofendidas podrá intentar acción por las que se hubieran inferido en dicho acto, sea cual fuere la gravedad de las injurias no calumniosas que se hubiesen recíprocamente dirigido; pero no hay compensación entre las injurias calumniosas y las no calumniosas. 7.- Animus Anarrandi, esto se muestra en el relato o descripción de conductas atribuidas a personas determinadas, sus manifestaciones más características constituyen las publicaciones periodísticas y las obras literarias o históricas, así el hecho se encuentra cubierto por la lícitud que le otorga el ejercicio legítimo de un derecho. Qué es la excepto veritatis La principal diferencia entre injuria calumniosa y no calumniosa, es la Excepto Veritatis, de tal manera que si el querellado prueba el delito cometido por el querellante desaparece el delito y este excepto veritatis no se trata de una excusa absolutoria, sino que en este caso, falta la antijuridicidad, falta el delito mismo, por falta de uno de los elementos esenciales, pues tratándose de calumnia nuestra ley no pone restricción alguna a la prueba de la verdad, pero la prueba le corresponde al acusado o querellado; y, esta excepto veritatis en cambio no procede en el caso de injuria no calumniosa, pues aquí lo que se protege es el honor, la reputación aunque el ofendido no sienta lesión alguna a su honra, por cuanto en la injuria calumniosa se protege a la defensa del honor real del sujeto pasivo.  La injuria en la legislación chilena (Código Penal Chileno)6. De la calumnia Art. 412. Es calumnia la imputación de un delito determinado pero falso y que pueda actualmente perseguirse de oficio. Art. 413. La calumnia propagada por escrito y con publicidad será castigada: 1. Con las penas de reclusión menor en su grado medio y multa de once a veinte unidades tributarias mensuales, cuando se imputare un crimen. 2. Con las de reclusión menor en su grado mínimo y multa de seis a diez unidades tributarias mensuales, si se imputare un simple delito. Art. 414. No propagándose la calumnia con publicidad y por escrito, será castigada: 1. Con las penas de reclusión menor en su grado mínimo y multa de seis a quince unidades tributarias mensuales, cuando se imputare un crimen. 2. Con las de reclusión menor en su grado mínimo y multa de seis a diez unidades tributarias mensuales, si se imputare un simple delito. Art. 415. El acusado de calumnia quedará exento de toda pena probando el hecho criminal que hubiere imputado. La sentencia en que se declare la calumnia, si el ofendido lo pidiere, se publicará por una vez a costa del calumniante en los periódicos que aquél designare, no excediendo de tres. 7. De las injurias Art. 416. Es injuria toda expresión proferida o acción ejecutada en deshonra, descrédito o menosprecio de otra persona. Art. 417. Son injurias graves: 1. La imputación de un crimen o simple delito de los que no dan lugar a procedimiento de oficio. 2. La imputación de un crimen o simple delito penado o prescrito. 3. La de un vicio o falta de moralidad cuyas consecuencias puedan perjudicar considerablemente la fama, crédito o intereses del agraviado. 4. Las injurias que por su naturaleza, ocasión o circunstancias fueren tenidas en el concepto público por afrentosas. 5. Las que racionalmente merezcan la calificación de graves atendido el estado, dignidad y circunstancias del ofendido y del ofensor. Art. 418. Las injurias graves hechas por escrito y con publicidad, serán castigadas con las penas de reclusión menor en sus grados mínimo a medio y multa de once a veinte unidades tributarias mensuales. No concurriendo aquellas circunstancias, las penas serán reclusión menor en su grado mínimo y multa de seis a diez unidades tributarias mensuales. Art. 419. Las injurias leves se castigarán con las penas de reclusión menor en su grado mínimo y multa de seis a diez unidades tributarias mensuales cuando fueren hechas por escrito y con publicidad. No concurriendo estas circunstancias se penarán como faltas. Art. 420. Al acusado de injuria no se admitirá prueba sobre la verdad de las imputaciones, sino cuando éstas fueren dirigidas contra empleados públicos sobre hechos concernientes al ejercicio de su cargo. En este caso será absuelto el acusado si probare la verdad de las imputaciones. 8. Disposiciones comunes a los dos párrafos anteriores Art. 421. Se comete el delito de calumnia o injuria no sólo manifiestamente, sino por medio de alegorías, caricaturas, emblemas o alusiones. Art. 422. La calumnia y la injuria se reputan hechas por escrito y con publicidad cuando se propagaren por medio de carteles o pasquines fijados en los sitios públicos; por papeles impresos, no sujetos a la ley de imprenta, litografías, grabados o manuscritos comunicados a más de cinco personas, o por alegorías, caricaturas, emblemas o alusiones reproducidos por medio de la litografía, el grabado, la fotografía u otro procedimiento cualquiera. Art. 423. El acusado de calumnia o injuria encubierta o equívoca que rehusare dar en juicio explicaciones satisfactorias acerca de ella, será castigado como reo de calumnia o injuria manifiesta. Art. 424. Podrán ejercitar la acción de calumnia o injuria el cónyuge, los hijos, nietos, padres, abuelos y hermanos legítimos, los hijos y padres naturales y el heredero del difunto agraviado. Art. 425. Respecto de las calumnias o injurias publicadas por medio de periódicos extranjeros, podrán ser procesados los que, desde el territorio de la República, hubieren enviado los artículos o dado orden para su inserción, o contribuido a la introducción o expendición de esos periódicos en Chile con ánimo manifiesto de propagar la calumnia o injuria. Art. 426. La calumnia o injuria causada en juicio se juzgará disciplinariamente, conforme al Código de Procedimientos, por el tribunal que conoce de la causa; salvo el caso en que su gravedad, en concepto del mismo tribunal, diere mérito para proceder criminalmente. En este último caso, no podrá entablarse la acción sino después de terminado el litigio en que se causó la calumnia o injuria. Art. 427. Las expresiones que puedan estimarse calumniosas o injuriosas, consignadas en un documento oficial, no destinado a la publicidad, sobre asuntos del servicio público, no dan derecho para acusar criminalmente al que las consignó. Art. 428. Nadie será perseguido por calumnia o injuria sino a instancia de la parte agraviada o de las personas enumeradas en el artículo 424, si el ofendido hubiere muerto o estuviere física o moralmente imposibilitado. El culpable puede ser relevado de la pena impuesta mediante perdón del acusador; pero la remisión no producirá efecto respecto de la multa una vez que ésta haya sido satisfecha. La calumnia o injuria se entenderá tácitamente remitida cuando hubieren mediado actos positivos que, en concepto del tribunal, importen reconciliación o abandono de la acción. Art. 429. Si la calumnia o injuria fuere dirigida contra las autoridades en su carácter de tales, podrán éstas requerir al ministerio público para que entable a su nombre la correspondiente acción. Igual derecho corresponde al Presidente de la República, a los ministros de las naciones extranjeras acreditados en Chile u otros funcionarios que gocen de inmunidades diplomáticas, aun respecto de las calumnias o injurias hechas en su carácter privado. Art. 430. En el caso de calumnias o injurias recíprocas, se observarán las reglas siguientes: 1. Si las más graves de las calumnias o injurias recíprocamente inferidas merecieren igual pena, el tribunal las dará todas por compensadas. 2. Cuando la más grave de las calumnias o injurias imputadas por una de las partes, tuviere señalado mayor castigo que la más grave de las imputadas por la otra, al imponer la pena correspondiente a aquélla se rebajará la asignada para ésta. Art. 431. La acción de calumnia o injuria prescribe en un año, contado desde que el ofendido tuvo o pudo racionalmente tener conocimiento de la ofensa. La misma regla se observará en el caso del artículo 424; pero el tiempo transcurrido desde que el ofendido tuvo o pudo tener conocimiento de la ofensa hasta su muerte, se tomará en cuenta al computarse el año durante el cual pueden ejercitar esta acción las personas comprendidas en dicho artículo. En ningún caso podrá entablarse acción de calumnia o injuria después de cinco años, contando desde que se cometió el delito.  3. CATEGORÍAS DOGMÁTICAS DEL DELITO DE INJURIAS.A) ACCIÓN U OMISIÓN.- Categoría humana realizada por María Carmelina Berrezueta Mendieta que dice a otra persona “ homosexual, que acosa sexualmente a las profesoras del plantel, que recibe dinero por los cupos para que ingrese los alumnos y que dispone a su beneficio de los fondos que pertenecen al Colegio que dirijo”.B) TIPICIDAD.- Artículos  489 al 502 del Código Penal que tipifican la clasificación del delito de injurias entre calumniosa y no calumniosas; las penas y las circunstancias que se necesitan justificar para la sanción.C) ANTIJURICIDAD.- Esta relacionado con el derecho al honor, la dignidad y la buena reputación de las personas. Constitucionalmente, todas las personas sean naturales o jurídicas tenemos derecho a la honra, a la buena reputación y a la intimidad personal y familiar; la ley protegerá el nombre, la imagen y la voz de la persona. Art. 23 numeral 8 de la Constitución Política. No solo la Norma Jurídica señalada protege el derecho a la honra, ya que a nivel internacional y nacional también existen leyes que sancionan a las perdonas que cometen el delito de injurias; así tenemos: La Convención Americana sobre Derechos Humanos “Pacto de San José de Costa Rica” Art. 11; El Código Penal Art. 489, Art. 490 y Art.  innumerado agregado a continuación del Art. 499.D) CULPABILIDAD.-  Ésta categoría se aplica a través de los órganos de Administración de Justicia, que para el caso es el Juez de lo Penal, en razón de ser un delito que se Juzga a través de un procedimiento dispositivo, es decir a solicitud de parte ofendida. Sin perjuicio la Corte Superior de Justicia de Quito fue la que fijó la pena revocando la sentencia del Juez A quo y estableciendo “quince días de prisión correccional y seis dólares de multa considerándole autora del delito de injuria grave no calumniosa”. CONCLUSIONES:1.       La Corte Suprema de Justicia a través del recurso extraordinario de Casación, cumple con su función de garantizar a las personas los principios del debido proceso y de la seguridad jurídica que debe predominar en todo estado social de derecho.2.       Hay que diferenciar entre los delitos de acción pública y los de acción privada, para determinar la jurisdicción y competencia de los Jueces de lo Penal, en razón de que muchos Juzgadores no dan la importancia que se merece el delito de injuria porque el bien jurídico protegido es el honor, la buena reputación, la dignidad e intimidad personal, derechos consagrados en la Constitución Política, en el Código Penal y en la Convención Americana sobre Derechos Humanos “Pacto de San José de Costa Rica”.3.       La Corte Suprema de Justicia hace bien en OBSERVAR a los Ministros de la Corte Superior de Quito y al Juez Penal, ya que del proceso aparece claramente que la querellada tenía que ser juzgada con el inciso primero del artículo 489 del Código Penal y sancionada de acuerdo con el artículo 491 del mismo cuerpo legal, es decir autora del delito de “Injuria Calumiosa”, ya que acusó y no pudo probar en el juicio que el señor George Edwuars Maya Viteri ha cometido delitos de acoso sexual a las profesoras y peculado por apropiación de fondos del colegio.4.       La fundamentación del recurso de casación por parte de la querellada, se limita a resaltar el valor de la prueba para que sean revaluadas por el Tribunal de Casación en razón de violación de las disposiciones legales relativas a la valoración de las pruebas lo cual se produce en la sentencia, pero no a favor de la recurrente sino en contra, ya que declara improcedente el recurso de Casación interpuesta por ésta y de oficio casa la sentencia por encontrar violación de las disposiciones relativas a la valoración de las pruebas y violación de la Ley en la sentencia por omisión del requisito previsto en el numeral 4 del artículo 309 del Código de Procedimiento Penal.5.       La Corte Suprema de Justicia aplica el Principio Universal de “non reformatio en pejus”, (Referencias numeral 13 del artículo 24 de la Constitución Política y artículo 328 del Código de Procedimiento Penal) en razón de haber sido la única recurrente y haberse determinado que se dictó una sentencia con error en la fundamentación del artículo que tipifica la pena, parte final del 495 del Código Penal, es decir con prisión de quince días a tres meses y multa de seis dólares de los Estados Unidos de Norte América, siendo lo correcto el delito de injuria grave no calumniosa tipificado en el numeral 1 del artículo 490 del Código Penal en relación con el inciso segundo del artículo 489 íbidem. BIBLIOGRAFÍA:Constitución Política de la República del Ecuador.Código PenalCódigo de Procedimiento Penalhttp://www.dlh.lahora.com.ecSuplemento del Registro Oficial No. 344 del 28 de Mayo de 2004.    

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: